martes, 1 de septiembre de 2009

A veces (por Nicolás Guillén)

A veces tengo ganas de ser cursi
para decir: La amo a usted con locura.
A veces tengo ganas de ser tonto
para gritar: ¡La quiero tanto!
A veces tengo ganas de ser niño
para llorar acurrucado en su seno.
A veces tengo ganas de estar muerto
para sentir, bajo la tierra húmeda de mis jugos,
que me crece una flor, rompiéndome el pecho
una flor y decir: Esta flor
para usted.


2 comentarios:

corey dijo...

wow, sentir una flor crecer hasta rompernos el pecho y darsela en ofrenda a la persona amada, eso es profundo
me encanto.
hasta la proxima y mis mejores deseos.
T.S.S. Corey

emilia y aitor dijo...

Es estupendo, Corey, que nos visites asiduamente y nos dejes tus impresiones sobre nuestra antojolía (*) poética.

----

(*) Antojolía, y no antología, porque aquí insertamos los poemas que se nos antojan.