martes, 4 de noviembre de 2008

Un poema de Saiz de Marco

Porque no son bonitos
tenemos bien tapados (detrás de las paredes)
los tubos, las vigas, las cañerías, los cables...
para que no se vean,
para que ni siquiera nosotros los veamos.

Porque no son bonitos
tenemos bien tapados (debajo de la piel)
los riñones, la vesícula, los intestinos...
para que no se vean,
para que ni siquiera nosotros los veamos.

Porque no son bonitos, porque son muy antiestéticos
tenemos bien tapados
(en un vértice oscuro)
nuestro egoísmo, nuestra ruindad, nuestra miseria.
Para que no se vean, para que
(a ser posible)
ni siquiera nosotros los veamos.

2 comentarios:

Central de la Poesía dijo...

Nos gustó.

emilia y aitor dijo...

A mí también me gusta visitar vuestra página. A veces tomo algunos préstamos.

(Aitor Díez)